Sigueme en :

PAN DE MAÍZ SIN GLUTEN (PANIFICADORA)


El pan es sin duda, una de las peores trabas en la cocina de los celiacos. Y no sólo en la cocina, ya que conseguir comprar uno que tenga una textura adecuada y un sabor interesante (ambas cualidades en un mismo pan ya es un milagro) es muy difícil.

En general,  los panes sin gluten no están ricos, y digo esto siendo muy amable. Algunos dan asco. Te metes un trozo en la boca y se deshace como en miles de migas gomosas y extrañas. Otros hacen una especie de bola que sabes que te costará tragar (a veces es tarea imposible) sin ayuda de un vaso gigante de agua. Luego está la odisea del pan que se desintegra al cortarlo, ya os aviso que el único truco que existe para ese tipo de panes es congelarlo previamente y luego tostarlo directamente sin descongelar. Aún así es difícil comérselo antes de que se te escapen varias esquinas por ambos lados a la vez. 



    "Tengo que decir que no echo de menos excesivamente el pan, por la sencilla razón de que me sentaba tan mal 
que dejé de tomarlo antes de que me lo 
prohibiesen, pero sí lo recuerdo crujiente y esponjoso. 
Dos cualidades que no soñéis encontrar de buenas 
a primeras en los panes sin gluten. .."

 

Cuando te aburres de probar panes sin sentido (muchas veces me pregunto porqué se siguen vendiendo algunas de esas bazofias) o te cansas de pagar un montón de pasta por los que sí están ricos, empieza a entrarte el gusanillo por hacer tus propios panes.


Si además te aventuras ya de lleno, el siguiente paso suele ser adquirir una panificadora. Yo ya tenía una perdida por casa, así que sólo me quedaba empezar a probar nuevas recetas, eso sí, ahora la aventura sin gluten comenzaba.
 

"Querid@s amig@s, la panificadora es como un caballo salvaje, hay que domarla poco a poco. Mientras, obtendréis panes muy feos con aspecto de alien atropellado. No os preocupéis, hay que seguir probando hasta conseguir la receta perfecta...ª
 


Vamos a empezar con una receta muy fácil de pan, debería salir a la primera, pero no desistáis si no es así. Con estas proporciones a mi me sale el pan que véis en las fotos, es muy tierno aunque tiene consistencia por la harina de maíz. Me encanta para el desayuno, tanto en versión salada con aceite de oliva y tomate, como en versión dulce con mermelada de frutos rojos, mmm....



Ingredientes (1 pan de unos 700 g )

•     100 g de harina de maíz sin gluten
•    300 g de preparado de pan panificable sin gluten
•     1 huevo + 1 clara
•    Una cucharada rasa de sal
•    300 ml de agua templada

•   1 cucharada de semillas de sésamo (opcional)
 •    4 cucharadas soperas de aceite de oliva
•    15 g de levadura fresca sin gluten
•    1 cucharadita de azúcar o miel  



Preparación: 

El orden es bastante importante.  Primero el agua templada, la calientas un poquito y cuando la notes tibia al contacto (cuidao no te quemes) la echas dentro del cazo de la panificadora. Si está demasiado caliente estropea la levadura, así que hay que templarla. Perfecto.  Incorpora ahora el aceite.

Yo ahora sigo añadiendo la sal, luego echo las harinas y por último incoporo la levadura fresca. Mi truco: la deshago en un vasito con un poco de azúcar o miel, la dejo 10 minutos a temperatura ambiente y luego la incorporo a la mezcla. Y listo, ahora toca empezar a programar la panificadora.   



"No te fíes de las instrucciones de las panificadoras, algún sádico se las ha inventado para que el pan te salga fatal, sigue un orden lógico, primero líquidos, luego sólidos y por último levadura..."
 


Después de hacer unas cuantas pruebas, a mi me salen muy bien los panes con un programa llamado QUICK, que tarda unas 2 h y 10 minutos entre amasado, fermentación y horneado. Es cuestión de probar, ya que cada panificadora tiene sus propios programas. 

A los 50 minutos de empezar a hacer el pan, mi panificadora pita para que eches frutas o frutos secos, semillas, etc. Yo aproveché para añadir las semillas de sésamo.


Y poco más hay que hacer, esperar a ver si el pan te ha salido bien. Es importante no abrir cada dos por tres la panificadora en plan...a ver....a veeeerrr.....¡NO!. Si haces eso varías las temperaturas y puede salir mal. Como mucho echa un par de ojeadas durante todo el proceso. Yo lo vigilo por una ventanita de cristal que tiene en la parte de arriba.

Una vez que termina el horneado debes dejarlo enfriar como 5 o 10 minutos, retirar la cazuela del pan y desmoldarlo. Para cortarlo, os recomiendo dejarlo enfriar un poquito más obtener rebanadas lisas.

Yo suelo congerlas recién hechas, y luego, como todo celiaco que se precie, lo descongelo directamente en la tostadora. ¡Desayuno listo! O merienda, eso ya es cosa vuestra.


4 comentarios :

  1. Si no tenemos panificadora, ¿crees que serviría la receta para hacerlo al horno? Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Tienes una receta de lo mismo pero sin huevo? Gracias :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Fania. Para hacerlo a mano tienes que amasar dos veces (dos fermentaciones) y la última ya en el propio molde de horno. No queda igual pero queda bastante rico :)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Hola B, la receta no queda igual sin huevo, pero también puede quedar rica. Prueba con la harina de trigo sarraceno mezclada con maíz, da resultados muy buenos y esponjosos!!

    Un saludo!! :)

    ResponderEliminar

 
- www1 - deal9