Sigueme en :

WONTON SIN GLUTEN DE LANGOSTINOS Y JENGIBRE (AL VAPOR Y FRITOS)



Una de mis especialidades es la cocina exótica, llevo años impartiendo cursos de diferentes temáticas ya que me apasionan las diversas cocinas del mundo. Me encantan los contrapuntos de sabores, las especias, los toques ácidos y/o agrios, las distintas técnicas usadas para cocinar y sobre todo, lo que pueden llegar a sorprendernos los fogones de otras latitudes.

Esa es la razón de que en mi página exista un índice de recetas con una sección dedicada a lo más exótico. ¡¡Y ya era hora de inaugurarla!!

Mi principal problema, cuando me prohibieron el gluten, es que me encontré con que no podía degustar mis deliciosos wonton, ni las tempuras, ni los apetitosos cus-cús, bulgur, y un largo etcétera de platos que me pirran. Así que con calma, pero sin pausa, empecé a buscar soluciones. 

Me he dado cuenta que el resultado no es idéntico, pero si similar y lo más importante, delicioso casi en todas las recetas que he transformado.

"Esta es una de las recetas más sencillas dentro de mi recetario exótico, y os puedo asegurar, que el resultado cumple con éxito las espectativas. Allá vamos..."

 

Los wonton se pueden rellenar de diferentes ingredientes, vegetales, carne de cerdo o langostinos son los más frecuentes. Decidí hacer unos wonton de langostinos con col y jengibre picado. El punto picante se lo da la pizca de pimienta.

Lo primero que vamos a preparar es la masa, con estos ingredientes saldrán unos 250 g. Con esta cantidad podéis hacer hasta 24-30 wonton. Si sobra, se congela sin problema.

Masa del wonton (250 g de masa)

•    100 g de harina de repostería sin gluten
•    100 g de harina panificable sin gluten
•    1 huevo
•    3 cucharadas soperas de aceite de girasol 
(también vale aceite de oliva)
•   6 cucharadas de agua
•   1 pizca de sal 



Preparación: 

Mezclamos muy bien todos los ingredientes excepto el agua, luego la vamos incorporando poco a poco a la masa hasta obtener una masa elástica y suave al tacto. Amasamos bien para que no queden grumos. En el caso de que el resultado sea una masa excesivamente pegajosa, se puede corregir amasando e incorporando una cucharada de harina, sin gluten claro.  Una vez que tengamos la masa preparada la vamos a refrigerar en la nevera mientras preparamos los ingredientes del relleno.



Ingredientes para 12 won-ton

•   125 g de masa para wonton (que ya hemos hecho con las cantidades que se explican en el cuadro anterior)
• 
  10 langostinos crudos
•    2 cucharas soperas de col picada muy fina
 •    1 pizca de pimienta
•    Jengibre fresco rallado (al gusto)

•    1 cucharadita de salsa de soja SIN GLUTEN
 

Preparación:

Es muy fácil hacer el relleno del wonton. Sólo hay que picar muy fino los ingredientes, en este caso, la col, el jengibre y las colas peladas y crudas de los  langostinos. Hay que pelar el jengibre y usar la parte carnosa, es un ingrediente muy aromático e intenso por lo cual se usa con prudencia.

"La cantidad de jengibre depende de vuestros gustos, 
yo añadí una pequeña cantidad equivalente al tamaño de un guisante, lo piqué muy fino y lo añadí al relleno"
 
 

Estiramos la masa con cuidado, siempre entre hojas de film o papel encerado para hornear. Así podemos estirarlas al máximo y no se pegan.

" Para estirar la masa usa siempre film de cocina u hojas de papel encerado de cocina. Metes la masa entre ambas hojas y estiras hasta conseguir un grosor mínimo "
 


Corta la masa con ayuda de un aro de emplatar o un vaso de boca ancha. Coloca una cucharadita de relleno dentro de cada wonton y ciérralos haciendo pequeños pliegues.

"El truco está el plegar sólo uno de los bordes de la 
masa del wonton, el que tienes a la vista, 
lo pliegas sobre el posterior mientras el de detrás queda liso"
 

Y listo. Ya tenía preparados mis 12 wonton. Ahora sólo tenía que terminar de cocinarlos y optar por freírlos o hacerlos al vapor. No puede decidirme así que, en plan salomónico, tocó mitad y mitad. 


Calenté aceite de girasol al que añadí una cucharada de aceite de sésamo. Este pequeño truco le proporciona un toque con sabor asiático inconfundible. Quedarón así de dorados y crujientes. Si tenéis alguna duda, el relleno siempre se cocina sin problemas tanto al vapor como fritos.



Usé salsa de soja (sin gluten) para acompañar los wonton. Suelo colocar pequeños cuencos para que mis invitados (y yo) o mis comensales puedan mojar en salsa de soja los wonton antes de zampárselos.
 

A la otra mitad de wonton les tocó ir a la vaporera de bambú y cocinarse unos 5-10 minutos al vapor. Se hinchan ligeramente y hay que comerlos muy calientes para que la pasta esté blandita. Como la masa es muy resistente también podéis hervirlos durante 2 minutos. Quedan perfectos. Cuando los preparo así me gusta regarlos con salsa de soja y espolvorearlos con sésamo. En las fotos podéis ver el resultado.  

 

Apetecibles ¿verdad? Queda pues, inaugurada la sección exótica del blog. ¡Espero que os guste!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

 
- www1 - deal9